(+34) 692 331 440 info@hesedperu.org

Segundo envío

Durante este mes ha seguido llegando material y se ha podido clasificar todo. De modo que hoy se ha cargado un contenedor de los más grandes

Contenedor ante la puerta del Colegio san Antonio de Carcaixent durante la carga

Esta vez hemos estado más preparados. Hemos contado con una máquina cargadora de palets que ha facilitado mucho el trabajo. Así y todo se ha tenido que trabajar duro luchando con un calor pegajoso. Pero el entusiasmo y el espíritu de servicio ha hecho que todo se superase.

Comienza el proceso de carga

El «torito» facilita la carga de «palets»

Era increile el número de paquetes que había. Parece mentir aque todo cupiera en el contenedor

Últimos apuntes. Concluye el embalaje

Nada más terminarse el curso escolar ha comenzado la preparación de un segundo envío de material a la Amazonía de Perú. Hoy, 26 de junio, primer domingo sin alumnos, se han reunido unas 30 personas para comenzar a clasificar el material que ya se ha recibido.

Van a estar trabajando varios domingos. La idea que tienen es poder hacer este nuevo envío a finales julio. Además piensan que se llenará un contenedor de 40 pies, doble que el que se envió por navidad que era de 20 pies.

Son voluntarios de Carcaixent, Valencia, Chelva, Llosa de Ranes, Benifayó y Játiva. Quizá me deje algún lugar. Están extendiendo el material recibido sobre las mesas del comedor de alumnos. Lo clasifican:

 ropa de hombre, de mujer, de niño, de niña, de bebé;
 zapatos de hombre…;
 ropa de hogar: sábanas, tohallas…;
 máquinas de escribir, ordenadores;
 material escolar; juguetes; ropa de hospital…

Porque han recibido una cantidad considerable de material escolar por estrenar, al igual que unos uniformes de una empresa que allí podrán servir como ropa de vestir o ropa de uniforme escolar. Y también se tienen máquinas de escribir y ordenadores.

Es impresionante ver el desprendimiento de la gente. Esto en un domingo en que el evangelio asegura que: «El que dé a beber, aunque no sea más que un vaso de agua fresca, a duno de estos pobrecillos, sólo porque es mi discípulo, no perderá su paga, os lo aseguro» (Mt 10, 37-42).

Los cooperantes a veces son muy jóvenes

En plena tarea de clasificación