(+34) 692 331 440 info@hesedperu.org

Envío de un segundo contenedor

Mucha fue la emoción que sentimos quienes estuvimos preparando aquel primer contenedor cuando le vimos partir hacia el Puerto de Valencia en dirección al Perú. Y mucha mayor ha sido la emoción cuando hemos comprobado el impacto tan positivo que ha tenido todo lo que se ha enviado, por el testimonio directo de nuestros misioneros y cooperantes. También nos ha hecho valorar que nuestros gustos y nuestra escala de necesidades es muy diferente a la de ellos: cosas ante las que nos situábamos con escepticismo a la hora de ser enviadas, allí han sido acogidas con una alegría desbordante.

Y, si mucha ha sido la satisfacción por la recepción tan excelente de todo lo enviado, también ha sido mucha la generosidad experimentada por tanta gente que desbordó todas nuestras expectativas en aquel contenedor primero que ya es historia. Es por ello que, al no poder enviar más que 400 cajas de las más de 500 que teníamos preparadas, al continuar recibiendo material en cantidades importantes, y al recibir la donación de los supermercados CONSUM de un contingente de ropa muy grande, nos vimos en la posibilidad de realizar un segundo envío.

Dicho y hecho. En el mes de junio se decidió este segundo envío y el día 21 de julio el contenedor estaba camino de Perú. En este caso la organización fue perfecta. No hubo tiempo que perder en cambios de cajas, en etiquetaje, etc. La lección del primero nos sirvió para agilizar la elaboración de este segundo. Esto lo comprobamos en lo siguiente: en ambos se ha invertido el mismo tiempo de preparación, con la diferencia de que la dimensión del primer contenedor era de 20 pies y la del segundo de 40 pies (unos 13 metros de largo), es decir, justamente el doble de grande. Bien es verdad que ya había unas 100 cajas preparadas, sobrantes del anterior contenedor.

En total se han enviado 754 cajas, las justas para llenar hasta el último rincón del contenedor. De ellas,

  • 40 se quedan en Lima para el hospital que nuestros hermanos franciscanos dirigen en la capital;
  • 222 viajan a Mazamari;
  • 80 van a Orellana y el resto, esto es,
  • 341 cajas van a Requena, donde se distribuirán por los distintos poblados y caseríos próximos a la ciudad.

Para que nuestros lectores se hagan una idea de lo que se ha enviado, les ofrecemos unos cuantos datos, los más importantes: en el área de la educación se han enviado

  • 111 cajas con diverso material escolar (lápices, bolígrafos, libretas, rotuladores.),
  • 30 cajas con libros de texto,
  • 15 máquinas de escribir,
  • 20 ordenadores con sus monitores, y 12 impresoras. En este terreno, ha sido importante el esfuerzo de la ONGD por recoger ordenadores en buen estado para poder ser enviados al Perú. También es muy de agradecer en esta sección la cantidad de libros de texto recogidos, pues allá carecen por completo de este tipo de material.

Por lo que respecta a la ropa, se han enviado

  • 72 cajas con ropa de hospital para las diversas misiones, tanto de Lima como de la selva;
  • 57 cajas con ropa de niño,
  • 72 cajas con ropa de hombre,
  • 98 cajas con ropa de mujer o
  • 46 cajas con zapatos y zapatillas.

También cabe destacar

  • 15 literas y
  • 20 mesitas de noche para implementar el internado de la «Aldea del Niño Fray Junípero Serra» de Mazamari,
  • 13 cajas con telas diversas para los talleres de confección de las distintas misiones, y
  • 18 cajas de juguetes que tanto éxito tuvieron en el primer contenedor.

De todo ello dimos noticia en otra parte de esta web