Revista nº 42

 

Tercer cuatrimestre 2018
REVISTA “HESED-PERÚ” es un Órgano de comunicación de la ONGD “HESED PERÚ” para sus socios y suscriptores

ÍNDICE

1.- EDITORIAL

2.- PROYECTOS:

-- Participación en los talleres “Luz de esperanza” en el aniversario de la creación de la provincia de Ucayali
-- Techo para el patio del colegio Santa Catalina de Requena

3. SENSIBILIZACIÓN

-- Acto solidario “Hablemos de retos educativos”
-- Campaña Solidaridad compartir
-- ¡Escuchemos a los pobres!

3. CRONICAS DEL VICARIATO.

-- Preparación del Sínodo parala Amazonía

4. LA FAMILIA EN NUESTRO TIEMPO.
-- De la encíclica Amoris Laeticia
-- La familia, ámbito de diálogo y solidaridad en nuestras culturas
-- Actitudes urgentes para dialogar en la familia
-- “¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho?”
-- Conversaciones con los laicos de Requena

5. NOTICIAS

-- Peligro de inundación por incremento de nivel del río Huallaga.
-- Un sismo de 5.0 se sintió la noche de este jueves en el distrito de Contamana, Ucayali.
-- Paludismo: El Perú registra más de 37.000 personas infectadas y el 96% están en Loreto.
-- EsSalud brindará atención médica a 11 comunidades de Loreto.
-- Loreto: Rescate de un delfín rosado atrapado en una poza.
-- Perú perdió 6 millones de hectáreas de selva virgen amazónica desde hace 17 años.

9- PARA REFLEXIONAR.

Responsibilidad, compasión y convivencia, valores a fomentar en nuestros jóvenes. Fátima Castelló Barea.

EQUIPO DE REDACCIÓN 01

Juan Carlos Moya
Teresa Oliver
Rita Arándiga Pérez
Fátima Castelló
Isabel Mª Hernando

ADMINISTRACIÓN

María Oliver

COLABORADORES

Juan Oliver
Fernando Hueso
Miguel Sempere
Antonio Soriano
José Luis Coll
Ramón Cobo

IMPRIME

Set i set gràfiques
Avda. L'Estació, 57
46670 La Pobla Llarga
96 297 02 01

DIRECCIÓN

c/ Mariano Benlliure, 4-1º
Apartado de Correos: 203
46740 CARCAIXENT (Valencia)
web: www.hesedperu.org
e-mail.: info en hesedperu punto org
Teléfono: 692 331 440

HESED PERÚ no se hace responsable de las opiniones emitidas en los articulos firmados.

Editorial

El pasado día 21 de octubre se ofició en la plaza de San Pedro de la Ciudad del Vaticano la canonización de varios beatos, entre ellos la del mártir Óscar Arnulfo Romero y Galdámez. Arzobispo de San Salvador, Monseñor Romero fue asesinado a la conclusión de su homilía mientras celebraba una eucaristía en la capilla Divina providencia. Esa fue la culminación de una vida entregada al evangelio de Jesucristo, encarnado preferencialmente en los pobres, y de superación de los miedos a quienes arrancaban la vida de tantos compatriotas salvadoreños suyos con total impunidad.

Si en la década de los 60 se dio una tímida apertura por parte del poder político a los campesinos en El Salvador, fue suficiente para comenzar a alzar su voz y expresar el malestar popular. Los años 70, en cambio, se caracterizaron por cerrar toda posible vía de expresión mediante el uso de la fuerza. Se crearon los escuadrones de la muerte, brazo ejecutor de la decisión oligarca de reprimir cualquier conato de reivindicación social o laboral.

En este contexto fue asesinado el padre Rutilio Grande el día 12 de marzo de 1977, amigo personal de Monseñor Romero, lo que le produjo un fuerte impacto. Un mes antes de ese atentado, Monseñor Romero había sido nombrado arzobispo de San Salvador. Su lema episcopal rezaba "aentir con la iglesia" y a ello se dedicó: a construir una Iglesia fiel al evangelio.

Su pastoral estuvo centrada en anunciar la esperanza a los más pobres, la reconciliación de todo el pueblo salvadoreño, y la denuncia a quienes masacraban de manera permanente a los más débiles. El domingo anterior a su muerte predicaba lo siguiente: "Yo quisiera hacer un llamamiento de manera especial a los hombres del ejército y en concreto a las bases de la Guardia Nacional, de la Policía, de los cuarteles. Hermanos, son de nuestro mismo pueblo, matan a sus mismos hermanos campesinos y ante una orden de matar que dé un hombre, debe de prevalecer la ley de Dios que dice: NO MATAR. (...) Queremos que el gobierno tome en serio que de nada sirven las reformas si van teñidas con tanta sangre (...). En nombre de Dios, pues, y en nombre de este sufrido pueblo cuyos lamentos suben hasta el cielo cada día más tumultuosos, les suplico, les ruego, les ordeno en nombre de Dios: ¡Cese la represión!" (23 de marzo de 1980). Al día siguiente lo mataron. Consiguieron cerrar su boca pero no extirpar su mensaje.

Al año siguiente de su muerte se inició una guerra civil que llegó hasta el año 1992. En todo este tiempo se produjeron más de 70.000 víctimas. Algunos obispos de El Salvador acusaban al mismo Romero de haber sido responsable de todas esas muertes al haberse puesto del lado del pueblo sufriente y no de los poderosos del momento. Conocedor de estas declaraciones, el papa Francisco reflexionó sobre San Óscar Romero de la siguiente manera: "El martirio de Monseñor Romero no fue puntual en el momento de su muerte, fue (...) también posterior, porque una vez muerto –yo era sacerdote joven y fui testigo de eso– fue difamado, calumniado, ensuciado, o sea que su martirio se continuó incluso por hermanos suyos en el sacerdocio y en el episcopado (...). Solo Dios sabe las historias de las personas y cuántas veces, a personas que ya han dado su vida o que han muerto, se las sigue lapidando con la piedra más dura que existe en el mundo: la lengua".

San Óscar Romero es el primer arzobispo mártir de América y también es el primer santo de El Salvador. Su impronta en América, en la Iglesia católica y en otras confesiones cristianas es notoria. Movido por la fe en Jesucristo, su compromiso fue total con las víctimas de una represión injusta que pretendía ahogar las ansias de libertad, dignidad, trabajo... Denunció los asesinatos de los escuadrones de la muerte, quienes le asesinaron, por la vía de la palabra, de la paz y del evangelio. Su canonización viene a confirmar la fe del pueblo sencillo y se convierte en intercesor cualificado ante Dios Padre.

La violencia es la respuesta de la impotencia ante la verdad, ante la bondad. Esta violencia se sigue dando a gran escala en muchos rincones de nuestro planeta, quizá a menor escala en lugares muy próximos a nosotros. San Francisco nos recuerda que "la santa humildad confunde a la soberbia y a todos los hombres que hay en el mundo, e igualmente a todas las cosas que hay en el mundo". Qué buena respuesta sería esta de la humildad ante cualquier atisbo de violencia.

Proyectos

Participación en los talleres “Luz de esperanza” en el aniversario de la creación de la provincia de Ucayali

La provincia de Ucayali se creó el 13 de octubre de 1900. En esos tiempos el boom cauchero se acentuaba, quizá alcanzaba su mayor auge, y su bonanza se extendía por los lugares más increíbles de la Amazonía continental entre la que se encontraban los pueblos de la cuenca del río Ucayali.

Desde su creación, esta provincia ha discurrido en el tiempo dentro de un proceso de transformación urbana de la mano de hombres y mujeres firmemente interesados por dinamizar su crecimiento y modernización, manteniendo costumbres sociales y religiosas, con culturas fusionadas provenientes de las sociedades nativas indígenas, occidentales traídas por los evangelizadores católicos y por los emprendedores peruanos y extranjeros.

Durante este año, siguen realizándose los talleres de  “Repostería y cocina”, “Corte y confección” y “Manualidades” con el objetivo de ayudar a otro grupo de mujeres  de  condición humilde, que no tengan ingreso alguno por parte del estado, es decir,  que estén en situación de vulnerabilidad extrema y que asistan con muchas ganas de aprender estos oficios que les sirva para valerse por sí mismas.

Además, se realizan charlas tutoriales para tener una buena conducta y una adecuada atención al público, en la cual se reúnen los 3 talleres con profesionales de nuestro medio: manipulación de alimentos, adecuada presentación con delantales y gorros,  preparación de los trabajos de costura y manualidades con mucha higiene y limpieza, ya que este proyecto será exigente en la perseverancia, puntualidad y  responsabilidad,  todo esto con el fin de agradar al cliente.

Desde este medio, queremos felicitar a las profesoras y alumnas de los Talleres “luz de esperanza”, por su participación en el 118 aniversario de la Provincia de Ucayali.

El Taller de cocina y repostería ofreció sus ricas empanadillas, papa a la huancaína y diversas tortas de distintos sabores.

El taller de manualidades presentó muñecos de trapos, búcaros y flores de papel a todo color.
El taller de pintura y bordados mostró una gama de trabajos muy bien elaborados como son bolsas para el pan, tapetes y diversos bordados de punto.

Ha sido una muestra de lo que las mujeres van trabajando en los talleres y poder ganar algo para su canasta familiar. El trabajo de la capacitadoras y de las mujeres es muy bueno y positivo para superarse y centrarse en otros trabajos que sean de ayuda personal para su crecimiento como mujeres emprendedoras.

Techo para el patio del colegio Santa Catalina de Requena

En la revista anterior dábamos cuenta de este proyecto, que consistía en techar el patio del colegio Santa Catalina de Requena, donde van niños/as de 0 - 6 años. De esto modo, los niños/as pueden disfrutar de su tiempo de descanso jugando, independientemente de que llueva o no. El hecho de que esté abierto por los laterales garantiza la ventilación suficiente del patio para los días de calor fuerte.

El presupuesto total del proyecto ascendía a 7.211 euros. De los cuales, 4.200 euros han sido subvencionados a través de la “comunión solidaria” (ver sección de noticias de la revista anterior), y 530 euros recaudados del acto solidario “Hablemos de retos educativos”  organizado por el Banco Mediolanum. El resto se ha financiado con fondos propios de Hesed.